Carnaval en plena Semana Santa

mascara_Chavez_Venezuela_efe

Con el fallecimiento de mi comandante presidente hay mucha gente triste. Pero también hay mucha gente preocupada. Y no es para menos. Según esta constitución moldeable en las manos de Luisa Estella,  en 30 días de 24 horas (aunque no me extrañaría que mañana salga en gaceta oficial que ahora duran 36 horas sólo para alargar el asunto) quienes tengan edad de votar y estén inscritos tendrán que elegir un nuevo presidente.

Y entonces será Carnaval en plena Semana Santa.

El CNE se disfrazará una vez más de imparcial y le permitirá al gobierno hacer propaganda donde y cuando le dé su gana mientras sanciona hasta la gorra de la oposición. Como siempre, le pondrá a su proceso automatizado su traje de moderno y confiable aunque no deje que nadie audite el REP, tarde en dar los resultados más de lo que tardan otros países con sistemas manuales y curiosamente siempre dé una prórroga en la que el chavismo sorprendentemente arrasa.

El Plan República se disfrazará de institucional aunque permitirá que monten tarantines del oficialismo cerca de los centros de votación, sus soldados mirarán hacia otro lado cuando lleguen motorizados rojos a amedrentar, armarán colas a pleno sol y jugarán con el cansancio de la gente, no permitirán el acceso a ciudadanos en el momento del conteo y de vez en cuando dirán que la Fuerzas Armadas están ahí para defender el proceso. Y no el electoral, precisamente.

El TSJ se disfrazará de justo. Y justo cuando se aproxime el día de la elección, inhabilitarán candidatos “molestos”, abrirán juicios contra todo lo que huela a oposición y si les queda tiempo, emitirán alguna sentencia para ver si de alguna forma bajan el 90% de impunidad que cargan sobre sus espaldas.

Y Nicolás, por supuesto, se disfrazará de Chávez. Y hablará como él, lo nombrará cada cinco segundos para que el pueblo lo vea como una reencarnación de él y prometerá que todo se hará según los designios de él. Y para completar el atuendo, disfrazará todo lo demás: a la escasez le pondrá traje de acaparamiento, a la devaluación la disfrazará de optimización, a los altos precios los disfrazará de especulación, a las protestas sindicales, laborales e indígenas las disfrazará de conspiración imperialista, los motines y los asesinatos en las cárceles los disfrazará de provocación de Globovisión y a la inseguridad, bueno, no sé de qué la va a disfrazar porque no hay manera de ocultar 500 muertes violentas al mes.

@CaperucitaRR